5 trucos para limpiar los baños de tu casa y dejarlos perfectos

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Índice de Contenidos

El baño es una de las zonas de nuestro hogar que más destaca por su limpieza, cuando la tiene. Y es que un inodoro sucio, unos azulejos con manchas o una mampara  de cristal con restos de jabón no es una imagen muy atractiva y menos aún cuando tenemos invitados en casa, ¿verdad? Por eso mismo, en este artículo te traemos una serie de consejos para limpiar tu baño y que quede reluciente. Así que, vayamos por partes…

Cómo limpiar la ducha: consejo indispensable

El mejor truco sin duda es utilizar una mezcla a base de vinagre y jabón. Combina una parte de vinagre y otra de jabón por cada dos de agua. Una vez esté todo homogéneo, frota con una esponja limpia en las zonas a lavar, deja que se asiente la pasta y enjuaga posteriormente con agua.

Truco para limpiar el lavabo

Para eliminar las manchas de grasa, moja una esponja en agua oxigenada y pásala por la zona suicida, déjala actuar unos minutos y después procede a limpiar. Si la mancha se resiste, prueba a hacer una pasta con bicarbonato y agua oxigenada, extiéndela y deja que actúe.

Cómo limpiar el inodoro y no morir en el intento

El váter merece un cuidado especial y mucho más minucioso que el resto de partes del baño. Para evitar las manchas de cal acumulada y mezclada con la suciedad, mezcla tres partes iguales de bicarbonato sódico y vinagre blanco, empezando por el vinagre. De este modo, saldrá una espuma de la mezcla desprendiendo así el dióxido de carbono. 

Después derrama la mezcla en el inodoro y déjala actuar durante 10 minutos, y ayúdate de la escobilla para frotar y enjuagar.

La escobilla del váter, el mayor nido de gérmenes

¿No sabías que hay una forma de desinfectarla? Pues claro que la tiene, llena un cubo con agua y lejía, después introducirla en él y déjala ahí durante 10 minutos mínimo.

Cómo limpiar los azulejos del baño

Para dejar los azulejos impolutos vamos a frotarlos con una esponja húmeda en agua con bicarbonatoSi aún quedan restos, puedes aplicar una segunda mezcla, en este caso utilizando vinagre y un limpiador de baño, para así también darle brillo. Por último, aclara con agua.

De todos modos, ten en cuenta que si tu baño no tiene un mantenimiento diario, las manchas serán mucho más diíciles de desincrustar e incluso puede suceder que se generen malos olores en tu baño. Si has probado los trucos y el resultado no es tan bueno como nosotros te aseguramos, da paso a los expertos y contáctanos. Podremos poner a tu disposición a los mejores profesionales para dejar tu baño reluciente y sin malos olores.